Las nuevas tecnologías suponen un avance en todos los aspectos de nuestras vidas tanto personales como profesionales. La forma de trabajar ha cambiado y las relaciones entre las empresas también. Internet permite trabajar en tiempo real con empresas que están al otro lado del mundo, y en este sentido, la negociación online se ha convertido en una herramienta indispensable para cualquier profesional. ¿Qué hay que tener en cuenta para negociar online? ¿Qué errores se deben evitar?

 

Cada vez estamos más acostumbrados a los correos electrónicos y los chats online, y la tradicional llamada por teléfono o reunión presencial se ve, paso a paso, relegada, aunque no desaparece.

 

Claves de la gestión de una buena negociación online

Una negociación online es diferente a una negociación presencial o por teléfono porque todo lo que se envía suele queda por escrito (correos electrónicos o mensajes instantáneos) y eso hace que la gestión sea distinta y que la comunicación se tenga que realizar de otra forma.

 

Las claves básicas para que tu negociación online sea un éxito son las siguientes:

 

  • Encuentra el punto de partida o problema. Puede que antes de empezar la negociación haya un intercambio de correos y en ese intercambio, seguramente, surja el punto de partida o el aspecto en el que tú y la otra parte (tu cliente, proveedor o colaborador) no estáis de acuerdo: precio, forma de pago, entrega, tipo de producto o servicio.
  • Establece los criterios a seguir. Junto con la otra parte debes establecer los criterios a seguir durante la negociación: interlocutores, plazos, fases, problemas a tratar, medios de comunicación online que se van a utilizar. Es importante que todas las partes que participan en la negociación se comprometan con estos criterios para que la negociación sea efectiva.
  • Busca siempre que todas las partes ganen. En cualquier negociación, ya sea online o presencial, la base no debe ser que una parte gana y otra pierde, sino que ambas ganan con el pacto final que se alcance. Por lo tanto, cuando la negociación se estanque busca soluciones y alternativas que aporten valor.
  • Evita los malos entendidos. A todos nos ha ocurrido que enviamos un correo electrónico o un mensaje de WhatsApp y se malinterpreta, pero cuando esto sucede en un proceso de negociación puede ser un problema. Piensa muy bien en lo que escribes, en el tono que utilizas y en la persona a la que te diriges. Y, en el caso en que surja un malentendido, acláralo cuanto antes.
  • Ten en cuenta la cultura y procedencia de las personas con las que negocias. Cada vez son más frecuentes las negociaciones con empresas de otros países y es muy importante tener en cuenta los códigos de conducta de la persona con la que hablas. Es decir, no es lo mismo negociar con un chino que con un estadounidense, por ejemplo. Antes de empezar una negociación internacional estudia a fondo a la otra parte, aprende la mejor forma de relacionarte y actúa con precaución.
  • Guarda la información. La transmisión de la información por escrito hace que la otra parte pueda utilizar lo que dijiste en algún momento, por lo que guarda la información que recibas y revisa bien todo lo que envíes.

 

Para mejorar tus habilidades negociadoras y aprender a gestionar una negociación online puedes hacer un taller de negociación con nosotros.

 

Autor:
Beatriz Louzao
Formadora en Negociación
Entusiasta del continuo aprendizaje en temas de Negociación Nacional e Internacional
Experta en Negociación en Retail
beatrizlouzao@getplus.es