¿Eres inquilino de un local y quieres mejorar las condiciones económicas de tu contrato? Si la respuesta es un sí, es necesario que descubras el concepto de optimización. Te contamos en qué consiste y cómo puedes utilizarlo para lograr tus objetivos en relación al contrato de alquiler de local.

 

En un negocio pueden surgir multitud de circunstancias que supongan una necesidad optimizar y reducir gastos como la renta del alquiler del local. Tendemos a pensar que las condiciones del contrato  de retail son estáticas y, realmente, siempre y cuando se vea el contrato como un todo, se pueden alcanzar acuerdos con el propietario que favorezcan a ambas partes, es decir, una negociación win-win.

 

El proceso de optimización del contrato de alquiler de local comercial

La optimización de un contrato de retail requiere seguir una serie de pasos para lograr el mejor resultado tanto para el inquilino como para el propietario. Estos son los pasos que se pueden seguir:

  • Lo primero que vas a tener que hacer es leer atentamente el contrato de alquiler de local que tienes firmado para comprobar:
    • La renta que pagas mensualmente.
    • Los gastos que te repercute el propietario del local.
    • La duración del contrato, el periodo de obligado cumplimiento (si lo hay) y la posibilidad de resolución anticipada mediante un preaviso.
    • Las garantías que se han entregado: fianza legal y aval bancario, por ejemplo.
  • Establece los objetivos que quieres logra: en qué porcentaje quieres reducir la renta o los gastos que pagas.
  • Haz un análisis del mercado para saber la renta y los gastos que pagan los locales parecidos y si tus objetivos son viables.
  • Negocia las nuevas condiciones del contrato con el propietario teniendo siempre en mente un factor esencial: todos deben ganar. Es decir, si pides una bajada de renta, debes ofrecer algo a cambio, por ejemplo, un aumento en el tiempo de duración del contrato o del periodo de obligado cumplimiento.
  • Elabora, con la ayuda de un abogado experto en temas inmobiliarios, un anexo al contrato para modificar las condiciones que hayas pactado con el propietario.
  • Firma el anexo con el propietario para que las nuevas condiciones entren en vigor cuanto antes.

Es un proceso que puede ser más o menos largo y que dependerá de la disponibilidad del propietario a negociar y a llegar a un acuerdo.

 

Ventajas que puedes obtener con la optimización de un contrato

Optimizar un contrato de alquiler aporta multitud de ventajas a tu negocio desde el momento en que firmas las nuevas condiciones que hayas negociado con el propietario del local. Estas son algunas de las ventajas de las que podrás disfrutar:

  • Pago de una renta adecuada a las posibilidades de tu empresa y a las condiciones del mercado de cada momento.
  • Aumento de ingresos debido a la reducción de los gastos.
  • Aseguramiento de una estabilidad del contrato al regular la nueva duración, lo que repercutirá en la estabilidad del negocio.

En el caso en que quieras optimizar las condiciones económicas de tu contrato de alquiler de local, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos en todo el proceso.

 

Beatriz Louzao
Formadora en Negociación
Entusiasta del continuo aprendizaje en temas de Negociación Nacional e Internacional
Experta en Negociación en Retail
beatrizlouzao@getplus.es