72 / 100

La pandemia del coronavirus nos ha afectado a todos en muchos sentidos y en GetPlus hemos tenido que modificar la forma que tenemos que trabajar para pasarnos a la negociación virtual casi al 100%. Esto nos ha supuesto tener que afrontar retos en la negociación que, hasta ahora, no se nos habían planteado con tanta asiduidad. En este post te contamos los problemas y las soluciones de la negociación virtual para que sepas afrontarla con éxito.

Retos de la negociación virtual

En GetPlus nos encanta conocer a las personas y sentarnos a negociar con ellas cara a cara, pero desde hace un año, hemos tenido que cambiar la estrategia para que (casi) todo el proceso de negociación se haga online. Estos son los desafíos a los que nos hemos enfrentado:

  • Problemas técnicos. En una videoconferencia, por ejemplo, pueden darse diversos problemas técnicos como los que se refieren a interferencias en el sonido o deficiencias en la calidad de la imagen. También pueden darse problemas como interrupciones en la conexión, por ejemplo. La solución consiste en ser previsor y revisar todo antes para que nada interrumpa la conversación.
  • Limitaciones a la hora de ver las emociones de la otra parte. La negociación online se puede desarrollar de varias formas:
    • Mediante correos electrónicos. En este caso no se pueden ver las emociones de la otra parte y el uso del lenguaje puede llevar a que haya malos entendidos. Para evitar estas situaciones lee atentamente los mensajes antes de enviarlos y cambia lo que sea necesario para evitar que los mensajes parezcan demasiado duros y serios (salvo que sean necesarias la dureza y la seriedad).
    • Mediante llamadas telefónicas. En las llamadas telefónicas ocurre algo parecido, aunque con la ventaja de que podemos escuchar el tono de la otra persona.
    • Mediante videoconferencia. En este caso, podemos ver la cara de la otra persona y escuchar su tono de voz, pero perdemos detalles del lenguaje no verbal como los gestos con las manos, la forma de sentarse etc. La solución es alejarse un poco de la cámara.
  • Desafíos de seguridad. Otro problema de la negociación virtual es la seguridad. Puede ocurrir que haya grabaciones no autorizadas o filtración de datos, por lo que deberemos extremar las precauciones para crear un entorno seguro.
  • Pérdida de datos. Durante las negociaciones tanto físicas como virtuales, se dan muchos datos, para evitar que se pierdan puedes hacer dos cosas: grabar la conversación o reunión con el consentimiento de la otra parte o tomar notas y hacer un acta de la reunión consensuada con la otra parte también.
  • Distracciones. En una videollamada pueden aparecer distracciones como ruidos del móvil o de tus hijos correteando por la casa. Es importante que busques un lugar tranquilo para poder enfocarte en la negociación.
  • Imagen adecuada. Dar una buena imagen es fundamental siempre, incluso en una videollamada. Vístete correctamente y pon un fondo adecuado a tu llamada para dar una imagen profesional.

En definitiva, la negociación virtual requiere estar atento a detalles que quizás en una negociación normal no se darían. Lo fundamental es que tengas un tiempo para poder centrarte en el proceso negociador y dar lo mejor de ti mismo.

Autor:

Beatriz Louzao
Formadora en Negociación
Entusiasta del continuo aprendizaje en temas de Negociación Nacional e Internacional
Experta en Negociación en Retail

Ir al contenido