La empatía implica comprender efectivamente la perspectiva de su contraparte y expresar su punto de vista sin juzgar. La asertividad es la capacidad de expresar y abogar por sus propias necesidades, intereses y perspectivas.

Para equilibrar la empatía con la asertividad en sus negociaciones, comience por evaluar su enfoque del conflicto.

Prepárese para el componente asertivo de la negociación practicando su historia, diciendo en voz alta lo que quiere, por qué y cómo puede ayudar a que la otra parte satisfaga sus necesidades. Revisa y ensaya tu historia hasta que creas que es fuerte y persuasiva. Luego, haga una lista de sus puntos clave para que pueda recordarlos cuando comience la negociación.

Para practicar y mostrar empatía en la mesa de negociaciones, pídale a la otra parte que presente su punto de vista antes de presentar el suyo. Escuche sin juzgar y deje en claro que su comprensión no necesariamente indica acuerdo.

Beatriz Louzao
Formadora en Negociación
Entusiasta del continuo aprendizaje en temas de Negociación Nacional e Internacional
Experta en Negociación en Retail
beatrizlouzao@getplus.es